La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de septiembre de 2015

El viajero, por CARMEN HERNÁNDEZ MONTALBÁN.



Pasa el tren desafiando al tiempo,
la urgencia viaja a la velocidad de la luz,
lo que es, ha sido
en décimas de segundo,
fotogramas imprecisos desfilando sin tregua.

El viajero, sin embargo, 
parece detenerse,
contempla absorto fracciones de su vida,
comprimidas en una metáfora indescriptible.

Lo que se escapa sin retorno,
cabe en un parpadeo,
en un bostezo fugaz que no admite mímesis.

En la maleta doblados,
van los restos de un naufragio,
el resumen absurdo
de una cotidianidad rescatada.

El viajero cataliza todas las emociones,
desde el vértigo de la incertidumbre,
al pálpito alentador de la expectativa.

1 comentario: