La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de septiembre de 2015

A remolque, por JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ GARCÍA.


                       A la Guadix

Comparto desvelos,
sin querer  tus bielas
multiplican olvidos,
hoy, padrino de recuerdos
heridos en tus bielas, paseo mi sudor.
Me llamo como tu
¿ por alcázar  anoche,
por Linares después,
por tu arcilla cuando?

Llorando la miro...

Hasta aquí llegan tus topes,
tus silbos de llanto,
tus chirridos se besan,
en tus volutas te adelanto,
aquí, tan lejos,
tu nombre  se pronuncia,
después de mañana serás,
tu nombre
la Guadix

Y yo acariciando tus bronces
tan lejos...

VAPOREANDO.

El vapor del recuerdo
detiene tus bielas,
arroyando  en posos
de nieve tu sed.

Escanciando tu mar gaseoso,
eres tú compañía de fuego,
aguada de Fonelas,  hontanar
sin fondo.

Seguro tu vaho, otea Fuente alta,
se ha hecho el viaje.
Tu urgencia y la mía caldea
aquella edad  oscura,
por mis sienes, tardes de tren
y fiambreras,
madres vigilantes,
entre Huélago y Guadix,
 amores de tercera.

1 comentario:

  1. Ese tren de la vida que relentiza con los años las prisas. enhorabuena!

    ResponderEliminar