La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de septiembre de 2015

Corazón en penumbra (De mis viajes en metro por Madrid), por INMA J. FERRERO



que me hablan
de ausencia.

Que entristecen
mis pasos
en su reír
sereno.

Estoy muriendo
por millones
de sombras,
con la nostalgia
callada
de un te quiero.

No sé
si mi corazón
es penumbra,
o si grita al sol
en su latir inquieto.

Pero en esta noche
cubierta de lluvia,
zozobra mi mar
en la luna de un beso.

No soy más
que el cantar
de un suspiro.

El llanto tardío
escrito en un verso.

El tacto de un labio
sonriendo nostalgia.

El susurro lejano,

perdido en el viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario