La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 30 de octubre de 2017

MENCIÓN ESPECIAL "I PREMIO DE POESÍA POR LA AGRICULTURA"


             

 “CANTO AL LABRIEGO”, por Rafael Bailón Ruiz


Manos marcadas tras dura labor
tratando la tierra para la siega,
con el brote, producto de la riega,
siempre usando hoz y arado el labrador.

Sin ninguna excusa, eres cumplidor
con jornadas de sacrificio y entrega
que cobijan la esperanza labriega
sembrando con frío, lluvia o calor.

¡Hombre de campo que secas tu frente,
siendo tu mano improvisado paño,
tras echar en la tierra la simiente !

Surcos conducen agua como afluente,
sabedores de la alegría hogaño,

que el campo cultivado, por fin,  siente.


domingo, 22 de octubre de 2017

2º PREMIO DEL "I CERTAMEN DE POESÍA POR LA AGRICULTURA"


Jardín del Edén, por María Rosario Guijarro Huertas.

Manzanas doradas, -nunca vi serpientes-

mirlos, caracoles con algún erizo; 
frutas escarchadas, sabrosas, crujientes;
saúco, cardos, sapos, flores con hechizo.

Uvas de la parra sultana de oriente,
sin pepitas, blancas, suaves, deliciosas.
Higueras con fruta de doble vertiente,
brevas tiernas, higos, fibras esponjosas.

Un murete blanco cerraba la nave;
mago del paraíso era el buen Abuelo;
mi mano en la suya y en la otra, la llave
de hierro, gigante, como las del cielo.

Despacio se abría la gran cerradura;
un suave murmullo agitaba las hojas;
regaban el suelo frutos y basura;
colibríes libaban en las rosas rojas.

El abuelo, alegre, siempre me alcanzaba
los dulces manjares que al amor crecían,
en aquel paraíso que humilde brotaba
del mimo y cuidados que al huerto ofrecían

Las manos callosas, recias y sensibles,
que amasaban agua, trabajo y ternura
con tierra, semillas, ramas disponibles,

el arte, la magia, belleza y cultura. 

sábado, 21 de octubre de 2017

POEAMARIO, por Javier Gilabert



Javier Gilabert, maestro de profesión, comenzó a escribir sus primeros poemas siendo apenas un adolescente. Ahora debuta, de la mano de Editorial Círculo Rojo, con un poemario que recoge composiciones que ha realizado en los últimos cuatro lustros, y cuyo hilo conductor es el amor.

Pero no solo en el contenido de esta obra se refleja el amor, sino en la finalidad que se persigue con su publicación, ya que los beneficios que se deriven de su venta se destinarán en su totalidad a los niños de cada uno de los colegios que el Ave María tiene en Granada “a través del Fondo Solidario Avemariano, formado por un grupo de maestros que dedican su tiempo, su esfuerzo y su infinito amor a dicha causa”, nos explica Gilabert.

Se trata de una obra dirigida a todos y cada uno de nosotros “pues todos amamos en una u otra medida. No es necesario ser un entendido en poesía para disfrutar de su lectura. Al contrario, se trata de que cada cual interprete sus poemas, de forma similar a la que lo hacemos con las canciones que nos llegan cuando las escuchamos”; por encima de todo, el lector encontrará en las páginas de ‘PoeAmario’, “amor, mucho amor”.

PoeAmario tiene un precio de sólo 8 €, que se destinarán íntegramente al FSA.

Está presente en las RRSS: Facebook: https://www.facebook.com/PoeAmario/ Twitter: @PoeAmario

Diferentes medios digitales y en papel se han hecho eco de este poemario. Algunos ejemplos:


Cuenta con el apoyo de destacados miembros de la vida cultural de Granada (José Ignacio Lapido (091) Eskorzo, Svuco, Cosas Que Hacen Bum, Emilio Muñoz –La Guardia- Antonio Praena, Fernando Jaén, Alicia Choín, y un largo etcétera.)

Actualmente se ha agotado la primera edición. La segunda se comercializa desde el 21.09, con una tirada mayor que la anterior.


AUTOR

Javier Gilabert.
Nace en Granada, en 1973. Casado y padre de dos hijos. Maestro, desde hace dos décadas, y avemariano, desde siempre, en activo, ejerce esta labor, en la que cree fervientemente, en el Ave María de la Quinta, donde disfruta trasmitiendo su amor por las palabras a unos alumnos de los que afirma aprender cada día.

Cuenta entre sus filias la poesía, pasión que ya alentaran sus primeros maestros y con la que confiesa haber “jugado” desde la infancia; ésta ha desembocado en su primer poemario, poeAmario cuyos beneficios ha decidido donar al Fondo Solidario Avemariano, organismo de la Fundación Patronato Avemariano de Granada dedicado a paliar las necesidades básicas de los niños de sus ocho colegios repartidos por Granada y provincia.

Siempre atento a las palabras y ávido lector, manifiesta su preferencia por la poesía nacional, especialmente de las Generaciones del 98 y del 27 (en la que incluye y subraya a Miguel Hernández Gilabert), pasando por las más actuales hasta llegar a coetáneos como Montiel, que combina con otra de sus aficiones, la música, de cuyas letras también aprende y destaca las del “maestro” José Ignacio G. Lapido (091).


SINOPSIS
Con el amor como hilo conductor, Javier Gilabert nos presenta su primer poemario en el que verso a verso desgrana sus re­flexiones sobre el sentimiento que, a su en­tender, está detrás de cada acción humana.

martes, 17 de octubre de 2017

1º PREMIO DEL "I CERTAMEN DE POESÍA POR LA AGRICULTURA"


TRIGO, por Marta Finazzi Martínez


Siembro poemas
sobre la tarde espigada
arando con tinta
las páginas viejas
donde paso el rastrillo
sin rasgar las esquinas
de las palabras prohibidas
porque la patria solo son letras
de geografía imperfecta.


Y labro el futuro
en el campo infinito
que tiñe mis sueños
del color de los pastos
y huele a rastrojo
de la siega del tiempo
mientras el sol se refleja
sobre el espejo más rubio
de mi terruño dorado
donde respiro esporas
de la luz de los versos
errando cual náufragas
en el calidoscopio infinito
de la agricultura del mundo.


Pero tan solo soy trigo
de semillas anónimas
bailando una danza
de viento y de espera
mientras abrazo la nada
bajo el calor de los años
que mecen mi vida.