La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

domingo, 14 de junio de 2015

La elección de G, por LUIS LÓPEZ QUIÑONES RUIZ.

  


G Nunca encajo en ningún sitio, se sentía diferente y los demás se lo hacían saber. En el colegio, los gnomos se reían de él, andaba solo y taciturno, sin llegar a entender por qué iba a la escuela nocturna donde los alumnos eran más mayores ; enanitos repetidores, trasgos rebotados y elfos problemáticos. Su madre, su única fuente de cariño, le decía tajantemente que la luz del sol era perjudicial para su salud y que su organismo podía sufrir un colapso por exposición directa a sus rayos.
El verano era la peor época, los habitantes del bosque disfrutaban del buen tiempo y los más jóvenes subían al territorio de los Hobbits para bañarse en el inmenso lago de aguas frescas. Año tras año, solicitaba permiso para ir con los otros, pero su madre, acariciando su peluda cabeza, le repetía que el agua era otro elemento a evitar para tener una vida larga y próspera.
Un día, con motivo de la fiesta de la cosecha, llegó al pueblo un duende irlandés llamado Patrick, feriante y propietario de una gran seta a modo de carpa, en la que proyectaba películas y dibujos animados. Para G, que adoraba las historias que veía por televisión, era un hecho mágico y una agradable novedad en su aburrida existencia. Así, convenció a su madre de que le dejara ir al estreno, prometiéndole que no comería palomitas después de medianoche.
Estaba radiante, sus ojos se agrandaron como los de un furby hasta que comenzó el film y entonces vio su rostro afable y bondadoso en la pantalla y empezó a comprender. Entendió que era adoptado, el porqué de su aspecto distinto y en su alma se rompió el sueño de ser un pitufo o un fraggle, seres angelicales y generosos. El, era diferente, bipolar y con dos personalidades, la conocida y otra que con tanto desvelo su madre le ocultaba.

Aquella noche, en la sesión golfa, Spielberg le reveló a G su realidad y le puso ante su encrucijada ;seguir siendo un inadaptado en un mundo hostil o aceptar su condición de Gremlin y adaptar el mundo a base de hostilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada