La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

sábado, 24 de mayo de 2014

Alarcón de nuevo se limpia de polvo las botas, por CARMEN HERNÁNDEZ MONTALBÁN



Hoy, día 24 de mayo de 2014, ha tenido lugar un acontecimiento plenamente alarconiano, y digo plenamente alarconiano, porque al igual que en el romancillo del Corregidor y la molinera, se nos ha metido alguien en el lecho nupcial del molino, mejor dicho, nos lo han metido.  Sorpresivamente, más para unos que para otros, un grupo de teatro de Baza que no voy a nombrar porque sólo se han limitado a hacer su trabajo, y cobrar, naturalmente todo trabajo se paga,  ha representado diferentes fragmentos de obras de Pedro Antonio de Alarcón, contratados por la Delegación Provincial de Educación de la Junta de Andalucía para el Centro de Profesorado de Guadix.  A horas tempranas, serían las nueve y media, en plena plaza de las Palomas o de los corregidores; en este caso vamos a llamarle con este último nombre, porque la ocasión lo requiere, se representaba “El capitán veneno”.  Felicito al grupo de teatro, que aunque es aficionado, ha estado digno, aunque todo hay que decirlo: A la moza, Angustias, le faltaba salero y al Capitán algo más de veneno.  Si la cita era para el profesorado de Guadix, al menos yo allí no he visto a muchos, y si era por lucirse ante el mismo consistorio municipal ¿A qué tanto secretismo? Pensando en que mañana estamos en plena jornada electoral y que hoy es el período de reflexión en que la campaña ha terminado, tampoco tiene mucho sentido.
Pero en fin ¿A dónde quiero llegar contándoles todo esto? En primer lugar, es desalentador ver cómo Guadix y sus profesionales del teatro, se queda siempre en la trastienda, pues la prueba está en que contratan grupos de fuera para darnos a conocer un personaje tan accitano como lo fue Pedro Antonio.  Con la crisis que hay y el desempleo tan mastodóntico que asola Guadix, nos traen un grupo foráneo para mostrarnos nuestro patrimonio cultural. Mientras en Guadix, el tejido teatral se deshace cual pavesa del cañón del Carbonero alcalde. Una noble ciudad que debería hacer ondear la bandera del teatro; pues es cuna de uno de los más grandes dramaturgos del panorama literario del siglo de Oro y que cuenta con profesionales sólidamente formados, tiene que ver cómo traen de fuera un grupo amateur (y perdonen el termino) nos muestra la obra de nuestro Pedro Antonio y encima invierten el dinero fuera ¿Qué es esto…?.
Y es que la política, tal como funciona en la actualidad, lo emponzoña todo y no mira con amplitud, pues su visión está proyectada en una sola dirección, apuntarse un tanto. ¿Por qué aun no hay una Escuela Municipal de Teatro? Si hay una Escuela Municipal de Música, a pesar de que ya hay  un Conservatorio ¿Por qué no se crea una Escuela Municipal de Artes Escénicas? ¿Qué sí la hay? ¿Existe un Aula Municipal de teatro? Yo no he visto la convocatoria para seleccionar al profesor/a…, aunque uno se entere por ahí de que algo se está cociendo, y el tocino del puchero no haya sido elegido en pública convocatoria e igualdad de oportunidades. Sí señores, esto sigue siendo El baile de la Rifa, aquí baila con la moza quien más pague. Es sencillamente El escándalo de una casta política cuyos actos van dirigidos a agarrarse con fuerza a la teta del poder y no soltarlo, a costa de lo que sea.

Y qué hacemos los accitanos ¿Cómo nos sacamos El clavo? ¿Seguimos aceptando pasivamente todo lo que hagan con nosotros, o nos pronunciamos para que de una vez esta ciudad deje de ser La pródiga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada