La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

sábado, 14 de enero de 2017

Ciudad 2.0, por CUSTODIO TEJADA.




Disecciono un ordenador en mi mesa

de trabajo como a un insecto.

La placa base me recuerda

una ciudad en miniatura

con sus farolas y edificios

y sus calles desiertas

a la espera del tránsito y el jaleo

de las horas más concurridas

donde la multitud virtual

hecha de ceros y unos nos muestra

el desapego y la prisa de las horas.

Autopistas de cables que llevan

y traen de una realidad a otra

paralela en un clic. Interjección

que se hace lamento.

Una pantalla táctil es el signo

de los tiempos: vivir en el líquido

amniótico de un disco duro,

Ciudad 2.0, una globalización

de ciudadanos con foto pero sin rostro,

apariencia más allá de la apariencia,

el feudo nuevo de lo incierto

y lo tecnológico. Otro mundo

igual de verdadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada