La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

miércoles, 14 de junio de 2017

Pasión inconformista, por ISABEL PÉREZ ARANDA.



Hay un clamor que emiten desde un tiempo inmemorial,
un seudónimo en sigilo desmontando falacias
innombrables en un mundo de hombres.

Duras como piedras de diamantes,
mujeres de su olvidada historia
que emergen sin prejuicios
a la entrega absoluta del saber por convicción,
con la entereza que supone defender que existen,
que palpitan cada vez más fuerte, que conquistan
 y liberan los espacios tortuosos en favor de
sumar y sumar una y otra vez a través de los siglos.

Hay un clamor que ya no para,
claramente porque estuvo alimentado de heroínas con coraje,
que sufrieron el peligro inquisitorio.
Pisadas, anuladas, olvidadas, oprimidas,
jamas derrotadas.

Sus ensayos elogiados, sus logros defendidos
ya sin tregua, florecen como hierba inmortal,
sus mentes renacen en nuevas mentes,
se injertan, se aúnan por inercia de pensamiento
y conforman un clamor sin filtros,
cada una en su medida,
suscitando una pasión inconformista
que cambiara el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario