La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

jueves, 14 de julio de 2016

Encuentro, por ALICIA MARÍA EXPÓSITO.


¿De dónde me llegaste?
¿Por qué escondida grieta
penetraste en mi alma?.
En un instante breve,
como el silencio blanco
de un suspiro,
se alzaron a tu paso
mil caricias etéreas
de violines
y todo se llenó de luces nuevas.
Destilaba tu boca
olvido vivo
y me aturdía el deseo
de querer cobijarme por tu vientre
y no ver más allá
del horizonte curvo de tu esencia.

Todo el amor del mundo
estaba en flor
bajo la tempestad
de tus caderas.

No fueron suficientes
las ufanas promesas
de dorados otoños
para impedir tu marcha.

No te bastó mi soledad de olvido.
Desde tu ausencia
surtidores de besos inconclusos
turban mi realidad
en su desesperado compás
de desaliento.
El tiempo no es el mismo,
tampoco la esperanza
para inventarme lo que no ha pasado.

Bajo la turbadora sombra
del recuerdo,
aún me parece
que acabas de llegar

y ya te has ido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario