La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

jueves, 14 de enero de 2016

Las edades de los hombres ( soneto de humilde replica a las edades de las mujeres de Quevedo), por PILAR GORRICHO.

Pintura de Georgione Barbarelli


De veinte a veinticinco querubines
con cetros destellando por bandera,
venturosa será mujer primera
que goce del camastro en sus maitines.

¿De treinta? Belicosos con florines
escarnio en corazón que conociera
y maltrecha materia lisonjera
en lividez suprema de festines.

Pasando los cuarenta no los mojes,
en prominente panza ya acechando
ni en matinal lascivia los enojes;

posible es que mejillas tú sonrojes
y de pascuas a ramos entonando
darán cordel a estáticos relojes.

¿ Sesenta? a  sima arrojes.
Maduro, pueril, ángel o demonio
no tomes a ninguno en matrimonio.


P- Gorricho.

2 comentarios:

  1. Excelente soneto con un tema que me parece muy correcto, amiga Pilar.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado muchísimo, me ha divertido y, además, me ha hecho ir rápidamente a buscar el de Quevedo, y ya me he quedado leyendo algunos otros poemas suyos. En realidad, solo conocía los más famosos -el de "érase un hombre a una nariz pegado"...- y me ha resultado muy instructivo leerlo, aunque indignante, claro, por machista, pero era en el siglo XVI y no podemos pedir peras al olmo. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar