La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 14 de diciembre de 2015

Declaración de principios, por PEDRO CASAMAYOR RIVAS.



Me proclamo rebelde,
entristecido cuarzo de intifada,
osado agitador de mariposas,
regente del silencio de mis gallos.
En la cartera sólo dos afanes:
librar a los insectos dormitados en el ámbar
y conducir el grito de la tierra
que todos cosechamos.
Astrónomo de versos                                                  
sin más mesías
que las manos abiertas
a la tinta cargada de dolor.
Porque el hombre que piensa este poema
ama el agua alejada
del temblor de las sombras,
llora cuando las hojas desnudan a los árboles,
silencia su ignorancia
en la voz que dormita en las canciones.
Nadie me representa en este drama
de diamante, corona y malas hierbas.
El indulto vendrá a mis posesiones,
aislado de demonios rezaré
hasta que mis rodillas se acomoden
a la urgente belleza del rubí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario