La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

lunes, 15 de mayo de 2017

Écfrasis de los colores luciérnaga, por CUSTODIO TEJADA.



Los colores existen per se,
pero también porque nuestros ojos,
que actúan como pequeñas luciérnagas
o candiles,
quieren vivir más allá del negro y el blanco,
quieren conquistar el universo
y ponerle nombre a lo desconocido y expandir
su poderío más allá de cualquier paréntesis.
Sin la luz el mundo sería sombra solo,
una caja de pandora sin salvación posible,
el negativo de la noche oscura
y el silencio hecho túnel infinito.
El color nos necesita y resucita
cada vez que nos posee
y dibuja la alegría con los lápices
de Lázaro venciendo a la muerte
al otro lado del túnel: Milagro y triunfo
de la luz sobre el abismo
y de la esperanza sobre el desaliento.
El arco iris podría ser la metáfora
más sublime del amor que Dios nos tiene
si antes no fuera el oxígeno que respiran

los demiúrgicos pintores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario