La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

martes, 14 de abril de 2015

Los 7 pecados capitales, por PURA FERNÁNDEZ SEGURA.


Exordio:
 Los pecados capitales reciben tal nombre en cuanto que son “cabeza”, es decir, principio o raíz de todos los demás vicios  y males a los que la naturaleza humana se ve inclinada. Si nos remontamos a los orígenes de la codificación cristiana, y como probable antecedente la Ética a Nicómano de Aristóteles,hay que citar en primer lugar, la lista de pecados que redactó en griego, el monje Evagrio  Póntico en su obra, Los ocho vicios malvados (345-399). San Juan Casiano en el siglo V (360-435), en sus Colaciones, reelaboró y actualizó dicha lista donde se recogen 8 pecados o vicios capitales entre los cuales se incluye la tristeza. La clasificación quedó  en este orden: Gula y ebriedad, Avaricia (philarguria: ‘amor hacia el oro’), Lujuria(fornicatio), Vanagloria (cenodoxia), Ira(ira: cólera irreflexiva, crueldad, violencia), Tristeza(tristia), Pereza(acedia: depresión profunda, desesperanza) y por último La Soberbia, (superbia.), considerada por Santo Tomás,  madre de todos.
Esta relación fue modificada por el Papa San Gregorio Magno (540-604), S.VI en su obra Moralia in Job, donde  descarta la Tristeza o Melancolía, porque interpretó que era una manifestación entre otras, de la Pereza. Finalmente quedarían 7 pecados capitales  enumerados de la siguiente manera: Lujuria, Pereza, Gula, Ira, Envidia, Codicia, Soberbia. Santo Tomás de Aquino (S.XIII) en su obra La Suma Teológica estudiaría en profundidad la naturaleza del pecado y sus causas internas y externas, respetando el número y el orden establecido por San Gregorio. Más tarde, el poeta Dante Alighieri utilizó relación en su obra, La Divina Comedia (c. 1308-1321) e igualmente hicieron teólogos y escritores durante la Edad Media y Moderna.
A los Pecados Capitales  se contrarrestó con las Virtudes, que se oponen a cada uno de ellos: Contra soberbia, humildad (humilitas); contra la avaricia, generosidad (generositas);contra lujuria, castidad (castitas) contrala ira, paciencia (patientia),contra la gula,templanza (temperantia); contra la envidia, caridad(caritas); contra el pecado de pereza, diligencia (diligentia).






LOS 7 PECADOS CAPITALES +1


Como negar que todos
pasaron por mi casa.
Algunos fueron aves transitorias
en cambio, otros
hicieron fuerte  en mis dominios
y yo fui leal esclava.

Admito que a cierto pecado capital,
profesé singular querencia
y de la ruptura  inevitable
persisten marcas que aún hoy queman.

Pero al cabo, trajeron mal y  oprobio
a mí y a otras vidas colindantes.

En la virtud  me vi auxiliada.
Reuní el coraje y en un pulso terrible,
anhelé haberlos vencido para siempre.

Confundidos y exhaustos se alejaron,
dejando serena paz aquí en el pecho
y un extraño poso de nostalgia.

Al que tuve por  inocuo,
al que nunca eché cuentas: la tristeza,
áspid amorosa, mordió mis labios.
Fue letal, peor que todos juntos,
porque, indeleble ha ido minando
la hechura que me alcanza.
Y ahora, los expertos aseguran
que es la única especie endémica
de mi valle.









2 comentarios:

  1. Adela Leonor Carabelli15 de abril de 2015, 3:35

    Qué bueno!! Esa tristeza.....·..la única especie endémica / de mi valle."

    ResponderEliminar
  2. Buen poema, Pura... sobre todo los tres últimos versos

    ResponderEliminar