La Oruga Azul.

La Oruga Azul.
La oruga se puso azul turquesa, porque presa de la luz de la poesía, reposa en las cuartillas de la mesa Impregnada de tinta y fantasía… (Antonio Peláez Torres),

jueves, 15 de diciembre de 2016

Ángel caído, por CARMEN HERNÁNDEZ REY.


Decid:
 ¿El por qué de mi última pluma?
¿Cuándo mis dedos sobrevolaron
la barrera de la queratina, dejándolas
en pezuñas, como a las tuyas?
Dónde perdí el cielo,
fue mi caída,
y el lugar exacto donde hacen con mi piel
piras,
olvida el número exacto y la química  
de mi aura,
no, no busque con tu lengua a mi boca
hasta hacerla viperina   
deshaz  este desorden  de moléculas
y de óxidos sulfurados de mis uñas,
llévate el ámbar de mi rojo latido,
y examina Ángel caído, el pedernal
de tus vísceras, en este  infierno
de las mías, cual ofrenda
a Démon,
Sostén los caños de mis pestañas,
 y huye con las gárgolas malditas,
hasta el mausoleo de barro y el Golen de arcilla
¿No ves? que estás diezmando a mi vida
No, no toque una y otra vez a esta sien
enloquecida donde mi vuelo anida.
no, no cortes de mis alas a este cuerpo,
que una vez fue vestido con sedosas plumas.  
Olvida, olvida de mí, olvida la calle, mi nombre
 en esta vida,
por si no lo sabes -te digo-
mis miedos son más doloroso

que tu propia caída.

ABSOLEM (Revista electrónica), Núm. 39, 15 de diciembre de 2016 "Ángeles y demonios".


Revista ABSOLEM, editada en Guadix (GRANADA) por la Asociación para la Promoción de la Cultura y el Arte "La Oruga Azul", 
laorugazul2013@gmail.com
ISSN: 2340-8634



SUMARIO




ARTISTA ANFITRIÓN:




ARTÍCULOS: 





RELATO: 







POEMAS: 











Ángeles caídos, por TOMÁS SÁNCHEZ RUBIO.



Un flamígero atardecer de sombras
contempla la cruel retirada
del eterno ejército enemigo.

Con el sabor a cobre de la derrota
prendido en los labios,
agotados en su abandono,
crepitantes entre las cenizas
de desalmados cadáveres,
muestran al joven mundo las alas rotas
y los ojos atravesados por la ira y
la culpa primigenias.


Ángeles rebeldes,
en su día mensajeros
de una Nueva Vida
en la esperanza de la resurrección
de los anhelos más íntimos del Hombre,
se retiran cabizbajos
y dolientes.

Sólo esperan ser arrojados
al torpe abismo,
aceptando sus destinos
como hace la nieve derretida
en su última primavera.


La parte oscura, por ISABEL PÉREZ ARANDA.

     
 ( Auswitch )   

Con las manos en los ojos
almacenados los recuerdos ¡que no olvidados!
embarcados los deseos a otro mundo,
desbordados de la rabia contenida,
a la simple estrella del destino,
en raíles de transito obligado,
con rumbo incierto hacia la muerte,
los despojos del alma embutidos sin piedad,
en el simple suelo,

¿Se han olvidado los Ángeles de custodiarles la vida?
  la parte oscura está viva,
¿Quién la puede blanquear?

Emana el sufrimiento a raudales
en el espacio impasibles de ladrillo y piedra,                                                           
paisaje del infierno, abismo y sin razón.
no hay respuesta, no hay sentido,                                                                             
lamentable horror,
quieto el lugar del veraz espejismo,
no tildar de la presencia,  
pavor de los lamentos,
lamentos de las sombras,            

sombras que fueron vidas.

Ángeles y demonios, un único mundo..., por MERCHE HAYDÉE MARÍN TORICES


Siempre habrá ángeles en tus infiernos y demonios en tus paraísos”

Al escribir este artículo estoy muy lejos, lejísimos del panfleto-pseudonovela de Dan Brown; estoy en las antípodas de la “new age”, donde el concepto de bondad ha adquirido unos tintes de falsa sabiduría importantes y que, a su vez, destruyen la capacidad crítica del ser humano; no estoy ni remotamente cerca de la mal llamada “angeología en la era de acuario”, en la que los charlatanes de hoy, que nada tienen que ver con los nobles pícaros de antaño, dicen comunicarse con los ángeles a través de ritos esotéricos.
Pero estoy muy cerca de Dios, de su inmenso ejército de ángeles, seres incorpóreos, mensajeros divinos, que, a diario nos ayudan, que son infinitamente inteligentes, porque no son materia, son intelectualidad. Decía el Papa San Pío X que los ángeles “son las criaturas más nobles creadas por Dios”. Los ángeles no tienen forma, aunque cada cual es libre de imaginarlos o pintarlos como quiera. Son espíritus que nos acompañan en el viaje de la vida; los ángeles nos escuchan, podemos hablarles y pedirles protección y consejo y, aunque no los escuchemos, ellos también nos inspiran.
Existe una jerarquía angélica en las Sagradas Escrituras de la Iglesia Católica que es la siguiente. Cada tres coros de ángeles constituyen un nivel jerárquico y todos ellos juntos forman la corte celestial.

I.            Jerarquía Suprema:
-      Querubines (son los encargados de guardar las cosas de Dios: el arca de la Alianza, el camino que lleva al árbol de la vida).
-      Serafines (son los alabadores de Dios).
-      Tronos (los que están atentos a las razones del obrar divino).

II.         Jerarquía Media.
-      Dominaciones (son los que participan en el gobierno de las sociedades).
-      Virtudes (son los encargados de hacer los milagros).
-      Potestades (son los que luchan contra las fuerzas adversas)

III.      Jerarquía Inferior.
-      Principados (encargados de la repartición de los bienes espirituales).
-      Arcángeles (son ángeles que están al servicio directo de Dios para misiones especiales y son el Arcángel San Miguel, el Arcángel San Rafael y el Arcángel San Gabriel).
-      Ángeles (su misión es ayudar a los hombres a llegar a la salvación eterna, guiándolos y protegiéndolos de los peligros de alma y cuerpo).

Someramente esta es la jerarquía angélica. Me gustaría hablar más sobre cada estado pero no nos dejaría espacio para los demonios. Primero he querido presentarles a ambos “ejércitos”. Luego reflexionaremos…

Los Santos Padres de la Iglesia han identificado a los diferentes demonios:

I.            La Trinidad Satánica. Conformada por el anti- Padre (el dragón- Diablo); el anti- Hijo (el Monstruo- la Bestia); y el anti- Espíritu Santo (el Falso Profeta).(Apocalipsis 16,13; 20,10).
II.         Lucifer (Luzbel): Su nombre significa "estrella de la mañana" o "portador de la luz". "se le dio las llaves del pozo del abismo"(Apocalipsis 9,1).
III.      Diablo: equivalente a “contradictor”, “obstructor”, “calumniador” o detractor. Taciano, discípulo de San Justino, decía que el “Diablo” es el primogénito de los demonios y jefe principal. Su posición sólo significa que fue el primero en pecar y convertirse en ángel caído.
IV.         Abadón: “es el ángel del abismo” (Apocalipsis 9,11).
V.            Asmodeo: Demonio de la maldad y la muerte. Es el espíritu maligno que mató a siete maridos a Sara (Tobías 3,8); y que fue encadenado en el desierto por San Rafael.
VI.         Beelcebú: llamado el "príncipe de los demonios" (Mateo 10,25). Los Fariseos acusaban a Jesús de recibir poder de este espíritu del infierno (mateo 12,24; Juan 8,48-49.52).
VII.      Belial: El "inútil" o el "impío" en hebreo. En los manuscritos del mar muerto, aparece como uno de los nombres del demonio que utilizó San Pablo (2Corintios 6,15).
VIII.   Demonio: significa en plural "espíritus impuros"(Apocalipsis 18,2), son "malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre este mundo oscuro"(Efesios 6,12). Pueden llegar a ser "legión"; es decir, "muchos" (Marcos 5,9).
IX.        Leviatán: Palabra hebrea que traduce "animal solapado".
Sabemos que la creación de los ángeles fue larga. Y también sabemos que el espíritu más perfecto que Dios creó, la culminación del mundo angélico, su obra maestra fue Lucifer. Tras la creación surgió la rebelión. Una rebelión intelectual, pues los ángeles y los demonios no tienen cuerpo, son espíritu e intelecto. ¿Por qué se rebelaron? ¿Por qué se enfrentaron a Dios? ¿Por qué lucharon unos con otros argumentando y sólo unos cayeron? Vamos a sostener la teoría de la mística Sor María Águeda de Jesús, una franciscana concepcionista del siglo XVII, que es muy posible, muy probable: Dios les dijo que se iba a encarnar en el futuro y eso no les gustó. Dios les dijo a los ángeles que tendrían que adorarlo cuando fuera hombre y eso les indignó. No es un dogma de fe. Pudo ser el deseo de la autonomía, de la soberbia, caben posibilidades que se reducen a muy pocas: dificultad de obedecer a lo que dice alguien que sabes que es tu Padre, que es amoroso, omnipotente. Pero esta idea de Sor María Ágreda a mí me parece magnífica, poética incluso.
Para esto también hizo falta tiempo, la transformación del espíritu, los ángeles que se adhirieron a la poderosa figura de Lucifer… Igual que ocurre con los seres humanos. Al final de nuestras vidas somos el resultado de nuestras opiniones, de nuestras luchas, de nuestros esfuerzos. Esa contraposición entre las cosas buenas que gozamos y las penas que padecemos son la evolución del espíritu. (Palabras del Padre Jose Antonio Fortea, experto en Demonología).
Pues así fue como cayó Lucifer y todo su séquito. Y así se asentaron en el mundo terrenal dispuestos a ganarle la batalla al bien. Es necesario el mal para que exista el bien; sólo se comprende bien lo que es bueno cuando se ha comprendido mejor lo que es malo.
Quiero citar aquí la gran frase de Baudelaire, “La gran obra de arte del demonio, es hacer que no existe”.
Estamos en la edad de los “feelings”, de los “me gusta”, de los números de visitantes que tiene una página web, es la dictadura del relativismo, de no posicionarnos por si alguien nos tacha de extremistas. Esto hace que la figura del demonio aparezca como simpaticona, porque la sociedad quiere que retrocedamos, que no seamos “fanáticos” cuando sólo queremos vivir nuestra fe en libertad, sea cual sea la religión. Desde centro Europa viene (sobre todo Austria, Alemania y Suiza), hasta dentro de la propia Iglesia Católica, una corriente “Humanista”, que no es precisamente de aire fresco. La propia legislación, los ordenamientos jurídicos de los países no nos dejarán tener “personalidad jurídica” si no somos “irreverentemente comprensivos” con situaciones horribles de persecución, maltrato, acoso… Y ser constitucionalistas no es ser injustos. No es permitir que estas situaciones sucedan, no es reducir las penas privativas de libertad, no es reírle la gracia a lo que no la tiene.
Vivimos una situación en que la religión es una vivencia personal, que no trasciende como algo alegre y natural a la vida pública, que no permite monumentos. La sociedad se aleja de Dios. Hasta ahora Dios ha intervenido, ha contenido las presas desbocadas, las olas del mar, pero puede que no lo haga, como explica el Apocalipsis, porque nos creó libres y libres somos de seguir a quién nos plazca, aunque para ello nos manchemos de miseria, aunque para ello dejemos a las generaciones venideras un vacío de principios, de caridad, lealtad, generosidad y espíritus cultos y elevados.
Antes de poner el broche final a esta humilde reflexión no quiero dejar pasar la figura del Anticristo. No se puede confundir con Lucifer. El anticristo si tiene forma humana, tiene un poderoso poder político, es un caudillo, un nuevo Hitler, que, el día que llegue, ya no habrá una conciencia, ese día, ese hombre, sin iglesias, sin religión, manejará el mundo como barro en sus manos. Todo tiene solución… ¿la queremos?
Yo sólo pido que cada uno escuche a su corazón, todos tenemos revelaciones. Que crezcamos en espiritualidad y madurez, que nos ganemos el cielo. Personalmente creo que ya hay en esta vida demasiado sufrimiento, demasiada angustia y quiero para mí y para todos vosotros, que me leéis, una nubecita mullida, como la de Heidy, una vida eterna feliz, rodeada de ángeles y seres buenos.

MERCHE HAYDÉE MARÍN TORICES
Bibliografía y algunos datos de interés:
1.- La Biblia.

2.- Libro del Apocalipsis.

3.- “Summa Demoniaca”, Padre Jose Antonio Fortea Cucurull.

4.- “Historia del Mundo Angélico”, Padre Jose Antonio Fortea Cucurull.

5.- Películas recomendadas:
“Ciudad de ángeles”
“El fin de los días”
“Ahora o nunca”
“La profecía”
“El exorcismo de Emily Rose”
“Gabriel”
“48 ángeles”
“Así en el cielo como en la Tierra”
“Michael”
“Dogma”
“El cielo sobre Berlín”
“Constantine”
“Ángeles Caídos”
“Legión”
“La novena puerta”…

6.- Lecturas recomendadas:
Libro “Sobre el Cielo y la Tierra”, Papa Francisco
“Exhortación apostólica Amoris Laetitia”, Papa Francisco
“El combate espiritual”, Lorenzo Scupoli
“Cartas del diablo a su sobrino”, C.S. Lewis
“Confesiones”, San Agustín
“El arte de aprovechar nuestras faltas”, José Tissot
“Entre el cielo y la Tierra”, María Vallejo Nájera
“De María a María”, María Vallejo Nájera
“Un mensajero en la noche”, María Vallejo Nájera.
7.- Blogs y páginas web:
http://curarural.blogspot.com.es/ (es muy divertido y entrañable).



Dos amigos, dos ángeles, por MARÍA ELENA LEYVA MIRANDA.


Había una vez dos amigos, los dos inteligentes, ambos muy brillantes en sus estudios, a los dos les gustaba jugar al ajedrez.
De vez en cuando, quedaban para jugar alguna partida y al mismo tiempo mantenían largas conversaciones.
Uno de ellos era creyente, el otro no, pero el no creyente, no se sentía satisfecho, sentía muchas inquietudes, a las cuales no le encontraba respuesta.
El veía a su amigo Pablo sereno, a pesar de lo mucho que había sufrido en la vida. Lo veía feliz y aceptando lo que la vida le iba trayendo.
Había perdido a su madre siendo un niño, desde entonces se hizo muy amigo de su Ángel de la guarda.
Hablaba con él y se ponía bajo su protección para todas las cosas.
Agustín,  se reía de su candidez, pero reconociendo al mismo tiempo, que el también sentía como una voz que lo inclinaba al mal.
"No seas tonto, vive la vida, que son cuatro días, puedes hacer todo lo que te apetezca"
El pobre de Agustín, hizo caso de esta voz, se junto con malas compañías, tomando droga, lo veían borracho a altas horas de la madrugada, incluso llegó a  perder su trabajo.
Así paso varios años, llego hasta pedir limosna.
Un día se acordó de su amigo Pablo, que ya hacía varios años que no se veían. 
Lo llamo por teléfono, le dijo que le gustaría verle y hablar con él, pero que le daba vergüenza que lo viera en el estado tan miserable que se encontraba.
Pablo, al escuchar su voz se puso muy contento! Agustín, no sabes la alegría que me das al llamarme! yo te he llamado muchas veces, y no cogías el teléfono !no sabía dónde encontrarte! te perdiste de pronto y nadie me daba señales de ti.
Claro que quiero verte! y charlar un rato como en los viejos tiempos!
Quedaron en un barrio pobre y apartado, y allí se sentaron en un banco, de una pequeña plazoleta.
Agustín, la verdad no me gusta verte en este estado, pero... ¡dame esa mano, seremos tan amigos como antes, si tu lo deseas!
!Claro que sí, Pablo! por eso te he llamado, estoy desesperado, sin saber hacia dónde tirar!
Tomé una vida que creí que me iba a hacer feliz, al poder hacer todo lo que me apeteciera, me metí en la droga, en borracheras, de desengaño en desengaño, y ya he gastado todo el dinero, nadie me hace caso y me veo tirado por las calles, mis padres murieron y estoy muy solo.
Agustín, te acuerdas cuando te reías de mí, porque yo confiaba en mi Ángel de la guarda?
!Claro que me acuerdo Pablo!
Pues eso es lo que te ha pasado a ti, pero al contrario, te has dejado llevar por el ángel caído (el demonio) que siempre está deseando de hacer daño a todo el que puede.
Por lo menos, has aprendido la lección de que no has encontrado la felicidad, que te prometía. 
Yo en cambio, sigo confiando en mi Dios, que me ama, que me ha regalado un Ángel Custodio para que me ayude a seguir el buen camino.
Los Ángeles son dogmas de fe, desde el Arcángel San Gabriel que anunció a la Virgen María, que iba a ser Madre de Dios.
Luego los ángeles lo anunciaron a los pastores , cuando nació en Belén, a San Pedro lo sacó un Ángel de la cárcel con todas las puertas cerradas ,y hay muchos más casos, ya desde el Antiguo Testamento.
También Lucifer , fue un ángel,  pero su pecado de soberbia, le hizo caer al abismo, a lo más profundo y allí está con más demonios queriendo arrastrar a  mas criaturas, por eso Dios que nos ama, nos ha puesto a cada uno un Ángel de la guarda, para que nos ayude en la lucha de esta vida.
Ya si lo voy comprendiendo Pablo, te veo feliz y sereno como siempre, quiero seguir tus consejos.
Pues como soy tu amigo, te quiero ayudar, te voy a llevar a un centro de rehabilitación, allí te ayudarán tanto a dejar la droga como el alcohol, se valiente! pon todo lo que puedas de tu parte, serás un hombre nuevo! y yo mientras tratare de buscarte un trabajo.
Amigo, ya no olvides una cosa, que hay ángeles buenos y malos, los malos son los demonios, que se disfrazan de muchas cosas para hacernos caer, ya ves, donde te habían llevado.

Desde ahora, ¡déjate guiar por tu Ángel de la Guarda, y te prometo que te irá mucho mejor!

Los párpados se agitan, por ISABEL REZMO.


El sexo de una condena. Lágrimas agitadas, verbo sin carne, gloria sin exceso. Los párpados infunden gritos sutiles que elevan el éxtasis a un universo divino entre lo humano y visceral. Los párpados me lloran igual que un vacío en medio del vaso. Se agitan. En azul. Me esfuerzo demasiado.
Como volcanes en la selva; a veces creo que se difumina en mi rostro. Tu rostro, o aquel que no se deja. No lamenta. En la noche se silencia.Sí.
Basta mirar un meteorito.
El sueño soporífero que se deshace en un péndulo de motivos aparentes.
Voy a acostarme. Luego me quedaré clavada en una cruz profunda, una estaca, en cualquier lado de la cama. Puedo ponerle infinidad de sabores, o de significados aterciopelados. Inherentes. Rojos o amarillos chillones, pétalos floridos.
Esta madrugada no hay hambre. Se esfumó, igual que las ganas de masturbar un ocaso en las sombras.
Ya no seduce. Explota.
Tic… tac… Me susurra.
Es una hoja, una mazmorra, una cantina sin vino o sin establo.
Creo que voy a cerrar el punto final, en tu lengua.
Un amor, o un te quiero. Un déjame. Oscuro como el sol.
Mejor no digas. Desearías poder inhalar una palabra que el sonido de una sílaba.
Un beso sin sexo, un oscuro viaje sin aposentos.
Ya cerré el gong.
Salpicó. Ensuciando un somier.
Juguemos. Me desnudas y yo te penetro en un segundo
sin cuentas… penetrar entiende, no concibo otra forma
de sacudir mis cerrojos, aquellos de los deseos. Las horas
muertas.
Esa… imperturbable voz de un run- run….el gato que
malvive en mi oído.
La escarcha.
Los días.
En teoría debería pasar a la práctica sin doblez, jugando.
Ya lo vives. Una mano dentro de un puñado de raíces que intento
solventar como un mapa, que desentierre un suspiro.
Desenterrando, mi lecho, mi nombre, otro tal vez.
Me desentierro en ese lamento de continuos arrecifes.
Te agitas, nos agitamos en dos nadas menos un

Momento, que den la suma de dos murmullos en tu cama.

MANUEL GAHETE (Poeta).



Para Carmen Hernández Montalbán y todos los amigos de ABSOLEM, mi ánimo más entusiasta y el saludo cordial de quien, desde hace tiempo, colabora en esta sugerente revista digital, plena siempre de sorpresas positivas.

Con un gran abrazo.


Manuel Gahete. 

MANUEL GAHETE: [05/07/1957] Fuente Obejuna (Córdoba).
Catedrático de Lengua y Literatura. Doctor en Filosofía y Letras. Vicedirector de la Real Academia de Córdoba. Presidente de la Asociación Colegial de Escritores de España, sección de Andalucía. Medalla de Oro del Ateneo de Córdoba. Cronista oficial de Fuente Obejuna. Aunque se ha adentrado en la literatura infantil (Ángeles de colores, Cosas que importan, Fuenteovejuna para todos), el teatro (Cristal de mariposas, Triste canción de cuna), la prosa periodística (Después del paraíso), la crítica literaria (La oscuridad luminosa, Rostros de mujer ante el espejo: poética de la trasgresión), la investigación histórica (Córdoba en el siglo XX: poder económico y humanismo ético) y el ensayo sociológico (Las piedras miliarias), su interés se centra en la poesía, donde ha obtenido, entre otros, los premios “Ricardo Molina”, “Miguel Hernández”, “San Juan de la Cruz”, “Ateneo de Sevilla”, “Fernando de Herrera” y “Salvador Rueda”. En este género ha publicado Nacimiento al amor, Capítulo del fuego, Alba de lava, Íntimo cuerpo sin luz, La región encendida, Elegía plural, Mapa físico, El legado de arcilla, Mitos urbanos, El fuego en la ceniza, Motivos personales, Códice andalusí, La tierra prometida y Los reinos solares.  Y las antologías: Carne e cenere (1992), El cristal en la llama (1995), El tiempo y la palabra (2011). Su obra, volcada en la proclamación del amor y la paz como salvación del hombre, ha sido traducida al árabe, francés, inglés, sefardí, portugués, italiano, rumano y chino. Estudios sobre ella son El universo luminoso de Manuel Gahete (AA. VV., 2005), Emoción y ritmo: la visión poética de Manuel Gahete (J. Cenizo Jiménez, 2007), Miti urbani (M. Bianchi y M. Benvenuto, 2011), Manuel Gahete: El esteticismo en la literatura española (A. Moreno Ayora, 2013) y El amor o la vida: La poesía última de Manuel Gahete (A. Moreno Ayora, 2016). 



Ángel de Yahveh



Ángel de Yahveh, sea oída mi plegaria;
sea el dolor un río de lava por mis labios,
un fulgor incendiando la indolencia del alma.

Su silencio adivina el clamor del amado,
el que a veces se aduna con la sal de la tierra,
el que ofrece su boca como cáliz sagrado.

Oración que  desciñe el musgo de la piedra
y devora los ojos cada vez que te mira,
la palabra si hablas, la memoria si tiemblas.

No cedas si en su sueño subyacen las heridas,
si regurgita peces y pájaros de fuego,
si en sus sienes ascienden raíces con espinas.

Porque unas manos necias agrietaron su pecho
y han debido inyectarle un veneno de olvido,
no dejes que se apague la llama de su aliento.

Ángel de Yahveh, dime qué misterio o qué signo
funde beso con besos, cuerpo y cuerpos enlaza,
trizados y amasados como granos de trigo.

No aceptes que marchiten las rosas en el agua.
Devuelve a mis tinieblas el brillo de su lumen.
Ángel de Yahveh, niela la ruina de mis alas.

Harás que se alboroce la semilla en la cumbre,
el dolor en la llaga, el oro entre la arena
si fulgura su sangre como luz en el culmen.

Será cuando me libre de este enjambre de niebla
que enturbia como arisco envite de agonía
tus lágrimas de lluvia, mis hojas en la hierba.

Ángel de Yahveh, moja mi lengua y dame vida.
Será, si tú regresas, cuando en mi frente lata
la fúlgida presencia de una imagen vacía.

(MANUEL GAHETE. La tierra prometida, Granada, Curva Polar, 2014)